Google Analytics

jueves, 12 de junio de 2014

AOS2K14: Una visión general

Por quinto año consecutivo he asistido al “aquelarre de
progamadores agilistas” que es una Agile Open Spain. Ese evento de terapia y recarga de energía que te hace replantearte lo que has hecho hasta ahora y lo que vas a empezar a hacer la semana siguiente al evento. Y desde luego no quería perder la oportunidad de reflexionar un poco sobre el mismo en este
ligero artículo.

Primero lo primero

Antes de continuar y para que quede perfectamente claro, debo dar las gracias a la organización por esa fantástica labor que han realizado. Desde luego si hay algo que empieza a destacar AOS tras AOS es esa labor desinteresada que hacen los organizadores para que toda la comunidad pueda disfrutar de este gran evento.

Las charlas en las que he participado

Como casi todos sabéis, en un Open Space no hay tracks establecidos ni un listado de sesiones programado, sino que se se crea sobre la marcha por los propios asistentes. En esta ocasión habían muchas salas y espacios, razón por la cual la gran mayoría de sesiones que se propusieron se realizaron. Una dura tarea la de decidir en que sesión querías estar.
Que pedazo de panel

Como explico Scrum en 15 minutos

En la proposición de sesiones entendí que se trataría de una introducción a Agile, una especie de Agile 101, pero en realidad y como el nombre de la agenda indica fue una introducción a Scrum. En cualquier caso asistí porque pensaba que podría aportar, pero en realidad ni falta que hacía porque Carlos Iglesias y Marc Florit dirigieron la sesión fenomenalmente bien.
Podría haber aplicado la regla de los dos pies (si la sesión no te aporta nada y tú tampoco aportas a la sesión, cambia de sesión), pero me pareció interesante el enfoque y me quedé para aprender un poco de las dote formativas de Carlos y Marc, que en honor a la verdad son bastante buenas.

Potenciando equipos a través del dibujo

Que el sketchnoting está de moda no es una novedad, pero que se intente aplicar a la creación de dinámicas de grupos parecía bastante interesante. En esta sesión Israel Alcazar realizó varias dinámicas, al principio para hacer ver a los asistentes que todo el mundo puede dibujar y posteriormente para hacer participar a todos los asistentes, por grupos, en actividades colaborativas.
Desde luego me pareció de las sesiones más divertidas a las que asistí, aunque a nivel personal no puedo encontrarle una aplicación a medio plazo. Eso sí, nunca está de más tener este tipo de conocimientos, para cuando pueda resultar útil.

Creced y desarrollaos: Aplanando la jerarquía según crecemos

Aunque en una AOS prefiero asistir a debates, charlas abiertas y sesiones más informales, en esta ocasión no me pude resistir a conocer la experiencia de Jorge Uriarte con la gente de Ticketbis. Quizás se debía a que ya conocía un poco de que iba a hablar y que este tipo de organización me gusta mucho.
En esencia es la experiencia de un grupo de profesionales de una empresa española que utiliza un sistema organizativo muy parecido al de Spotify. Más allá de qué han hecho, que siempre puedes consultar en papers como los de Henrik Kniberg hablando de Spotify, fue interesante saber el por qué lo han hecho. Es muy complicado para una empresa darse cuenta de que se está estancando y en este caso lo hicieron muy bien y aceptaron que la única manera de salir del bache era dando más autonomía a los equipos.

El nacimiento de Scrot

Mis sensaciones este año fueron bastante buenas en general, pero si hay una sesión que me gustó por encima de cualquier otra fue “Scrot: The next big thing”. Quizás porque tenía una cierta relación con mi propia sesión, de la que hablaré en otra entrada, o quizá porque es un sentimiento que empieza a aflorar en la comunidad y que comparto.
Nestor Salceda se la jugó a Dani Latorre proponiendo la sesión mientras este estaba “indispuesto”, y finalmente no le quedó más remedio que moderar esta charla informal. La cuestión reside en que cada vez se observan más posturas con un inexplicable fanatismo, defensas a capa y espada de una serie de prácticas y metodologías más allá de cualquier otra cuestión. Por así decirlo, posturas del tipo “o a mi manera o nada”.
En definitiva, que estamos empezando a alcanzar un cierto elitismo en el que “despreciamos” a los que no hacen las cosas como nosotros y lo que es peor, ese comportamiento hace que cada vez sea más difícil para otras personas entrar en el círculo.
Y lo voy a dejar aquí porque este tema me gustaría desarrollarlo un poco más en una entrada completamente dedicada a la “Scrot Alliance” ;-)

Un fin de semana marcado por Runnics

Y entre toda esa vorágine agilista, si hay algo que marcó mi fin de semana fue Runnics, por un lado porque todo el mundo me paraba por los pasillos para felicitarme por el proyecto, muchas gracias a todos los por halagos. Por otro lado porque mucha gente me pudo ver con el portátil a todos lados, “deploy, deploy everywhere”. ¿Qué hay más “ágil” que eso? :-)

Con tiempo para aprender y divertirnos

Y como todos los años, no sólo de trabajar vive el hombre. Un evento de este tipo es el lugar ideal para pasar un buen rato con los amigos. Durante estos años he ido creando lazos de amistad con mucha gente y me ha encantado volver a verlos un año más.
Un road trip con muy buenos amigos. Una #agilidadNocturna, que como viene siendo habitual, deja un buen sabor de boca a las comunidades Aragonesa y Canaria. Incluso ha habido tiempo para disfrutar de un buen paseo por la ciudad y del famoso Lechazo de Valladolid con los perfectos embajadores de la ciudad.


Sin lugar a dudas un buen fin de semana :-)